razones para regresar este verano al país vecino

razones para regresar este verano al país vecino


Actualizado:

Guardar

Portugal nos espera. Durante estos meses de confinamiento, la oficina de turismo lusa se ha dedicado a lanzar un mensaje de esperanza, con los viajeros españoles siempre en la mente, para decirnos que están a nuestro lado, aunque todavía no podamos vernos cara a cara. #CantSkipHope ha sido el título de una campaña que nos ha invitado a parar, inevitablemente, pero también a soñar con las largas playas de la costa atlántica, con el Tajo pasando por las Portas do Rodão en la Beira Baixa o desembocando en Lisboa, con las islas de Madeira y las Azores, con los paseos de Oporto… Paisajes que todos tenemos en mente y a los que esperamos volver pronto.

Limpio y seguro

Vista de Marvao, villa del Alto Alentejo, y de su castillo
Vista de Marvao, villa del Alto Alentejo, y de su castillo – Joao Paulo

Y hay motivos para esa esperanza. Poco a poco, Portugal está retornando a una cierta normalidad. Las fronteras con España siguen, de momento, cerradas, pero en las ciudades y los pueblos portugueses ya están abiertos restaurantes, cafés, pastelerías, terrazas, museos, monumentos, galerías de arte, centros interpretativos, palacios e iglesias y establecimientos comerciales de hasta 400 metros cuadrados. Con precaución y medidas de seguridad (mascarillas, distancia entre personas, protocolos de limpieza), por supuesto. Turismo de Portugal ha creado el sello «Clean & Safe» para distinguir las actividades turísticas que cumplen con las medidas sanitarias recomendadas por el gobierno. Más de 4.000 empresas han obtenido ya este sello.

Y el 6 de junio se dará un nuevo paso adelante con la apertura de la temporada de baños en las costas lusas. El número de visitantes por playa estará limitado, pero la gran longitud de la mayoría de playas portuguesas aliviará en gran medida el problema. También se ha desarrollado una app -Info Praia- que dará información sobre las playas aptas para el baño, su equipamiento y la calidad de sus aguas.

Viajes de papel

El Tajo a su paso por la Torre de Belem, en Lisboa. El río ha inspirado a muchos poetas portugueses
El Tajo a su paso por la Torre de Belem, en Lisboa. El río ha inspirado a muchos poetas portugueses

Para ir abriendo boca hasta que podamos viajar, las autoridades turísticas portuguesas tienen otra propuesta: Leer Portugal. Conocer nuestro país vecino a través de las palabras de sus autores, de los viajes que hicieron (y contaron) por su geografía, de sus impresiones de las ciudades que habitaron.

Así, podemos soñar con decir, como Álvaro de Campos -uno de los «heterónimos» de Fernando Pessoa- en su poema «Lisbon Revisited»: «Otra vez vuelvo a verte -Lisboa y Tajo y todo-, / transeunte inútil de ti y de mí, / extranjero aquí como en todas partes»… O seguir a José Saramago en el «Viaje a Portugal» que publicó a comienzos de los años 80, un recorrido por todo el país -de Tras-os-Montes al Algarve, del Atlántico a la raya con España- filtrado a través de la siempre profunda mirada del futuro Premio Nobel. O, remontándonos a siglos pasados, descubrir Portugal a través de Eça de Queiroz, Luis de Camões o tantos otros grandes autores. O, en vez de viajar de un lado a otro, podemos imaginarnos a alguien contemplando una calle de alguna ciudad lusa a través de su ventana y reflexionando, como tantos portugueses habrán hecho estos últimos meses y como hiciera Pessoa en muchos pasajes de su «Libro del desasosiego».

Rincones ideales

A través de los libros o a través de nuestros sueños, la cuestión es no olvidarnos de Portugal e ir preparando nuestras maletas para cuando podamos volver. Un país cercano, accesible, que siempre nos recibe con los brazos abiertos y al que no se requiere cuarentena para viajar (con la excepción de Madeira hasta el 1 de julio). Y que ofrece muchos lugares ideales para visitar con seguridad en estos tiempos extraños: parques naturales para perdernos en la naturaleza, largas playas en las que bañarnos sin tropezarnos con la toalla del vecino, casas rurales tranquilas y seguras, islas remotas, sierras maravillosas y -por qué no- ciudades acogedoras. Muchísimas opciones para elegir con calma, ahora que tenemos tiempo para pararnos a pensar y a anticipar nuestras futuras vacaciones más allá de la Raya. Menos mal que nos queda Portugal.

Source link

AnitaLaFlorida

Related Posts

Cuatro estrellas Michelin están detrás de este nuevo restaurante a domicilio en Madrid

Cuatro estrellas Michelin están detrás de este nuevo restaurante a domicilio en Madrid

Pueblos, embalses y balnearios para pasar un verano familiar en Zaragoza

Pueblos, embalses y balnearios para pasar un verano familiar en Zaragoza

Diez de los cafés con más historia que aún sobreviven en Europa

Diez de los cafés con más historia que aún sobreviven en Europa

PortAventura Park y Ferrari Land reabren sus puertas el 8 de julio

PortAventura Park y Ferrari Land reabren sus puertas el 8 de julio

No Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *